• Sitio Turista

Viajando en el tiempo: La Habana

Actualizado: 27 de mar de 2020


Una de mis experiencias de viaje más enriquecedoras fue conocer La Habana, Cuba. No solo fue un viaje de ocio sino un encuentro con gente maravillosa que nos brindaron su amistad sincera a mi familia y a mí. Aquí les contaré un poco acerca de esta grata experiencia.

Un año antes de mi viaje a Cuba, mi hija y mi esposo habían ido a Mantilla, La Habana en un viaje misionero con un grupo de jóvenes de nuestra iglesia, cuando regresaron, ambos estaban muy emosionados con todo lo vivido pues durante dos semanas estuvieron trasladándose, comiendo y conviviendo como residentes del lugar. Así que, un año después, cuando surgió la oportundad de viajar de nuevo a Cuba, mi hijo y yo decidimos acompañarlos.


Salimos desde el aeropuerto de Monterrey, N.L. hacia La Habana en Interjet en un vuelo directo de 2 horas 45 minutos aproximadamente. Cuando llegamos fue como retroceder en el tiempo y encontrarme con recuedos de mi infancia en un pequeño pueblo mexicano antes de que se volviera lo caótico que es hoy.


Todavía en esos años (2017, 2018) el servicio de internet en Cuba apenas comenzaba y estaba restringido, se vendían tarjetas de datos que solamente se podían usar en los parques públicos donde las personas acudían para de ahí hacer videollamadas a sus familiares en el extranjero o interactuar por las redes sociales que empezaban a conocer, así que todavía había mucho tiempo para platicar, jugar, reír y hacer amigos de manera personal y no virtualmente.


Una de las experiencias que no debes perderte en tu visita a Cuba es recorrer las calles de

La Habana Vieja y contemplar las casas pintadas de colores, el emblemático Capitolio y dar un paseo por el Malecón. Algo que no pasarás desapercibido son los característicos autos antiguos cuyos propietarios muestran con orgullo. También debes visitar el Castillo de los Tres Reyes del Morro y el Cristo de La Habana que te ofrecen una excelente vista de la ciudad.


Al pasear por sus calles podrás disfrutar de sabrosas pizzas y un refrescante mantecado (bebida con hielo triturado).


Haber hecho este viaje justo en esos años fue una oportunidad que mis hijos tuvieron de conocer un mundo sin internet donde vivieron experiencias que los adultos vivimos en nuestra infancia pero que para ellos fueron completamente nuevas, y lo mejor de todo fue que lejos de estar ansiosos por los cuatro días de desintoxicación tecnológica, dejaron Cuba con lágrimas al despedirse de nuestros nuevos amigos.


Espero que en tu próximo viaje consideres la opción de visitar Cuba, sin duda regresarás con grandes experiencias que compartir.


Haz tus sueños realidad

#ColeccionaMomentos



¿Quieres saber más sobre mis viajes? Te invito a seguir mi blog, aquí te compartiré mis experiencias.


Me puedes escribir a zorelly@sitioturista.com para que me comentes qué te pareció este blog y me preguntes las dudas que tengas.

www.sitioturista.com

14 vistas0 comentarios